Archive for diciembre 2012

La aventura del NOKEN congelado

Por : Luis Serra

Wenas!! Al fin tengo algo de tiempo!!! Al fin os puedo escribir esta entrada que la tenía como una espina clavada sin sentirme culpable por no estar estudiando para los exámenes, los cuales terminare este viernes. Sí, se que todavía no los he terminado pero los que me quedan los tengo totalmente dominados y por esa razón puedo escribiros esta entrada que ya tiene 2 semanas de retraso y que seguramente hubiera sido mejor si la hubiera podido escribir en el momento pero las cosas son así.

Antes de nada comentar que para la gente que también sigue mi blog: un friki tecnologico, decirles que hasta 2013 no voy a realizar entradas, por lo que si estáis esperando una nueva entrada del servidor ubuntu os digo de antemano que no habrá hasta 2013, pero tengo algo pensado, algo que renovara ese blog, y es que me voy a meter de cabeza a escribir entradas sobre programación que para algo lo estoy estudiando. Bueno, me estoy desviando del tema principal que es el NOKEN así que, que comience la aventura!!


AVENTURA NOKEN.


La aventura del NOKEN comenzó al llegar a la UAM, era un lugar nuevo para mi aunque fue bastante sencillo llegar. Nada más bajar del coche sentí un frío que en mi vida había sentido, eso no es que hiciera frío era otro concepto el frío te atacaba a ti, era tal el frío que incluso Mario Casas tendría un jersey de cuello alto.
Al llegar a la puerta no había mucha gente, la mayoría repasando y otros simplemente charlando, yo me dedique a escuchar música hasta esa hora.

 
La cosas se iba animando poco a poco y cada vez el frío molestaba menos. Cuanto más tiempo pasaba más eran los nervios y más esas preguntas que oyes de la gente del tipo: “¿Dios como era esa cosa?” y ves miles de paginas moverse a una velocidad increíble... vamos, lo normal en cualquier examen.

Las puertas que mantenían a todo el mundo en la calle se abrieron y averiguar cual era mi sorpresa. ¡LA ZONA DONDE HABÍA ESTADO ESPERANDO NO ERA MI ZONA!
La cosa es que resultaba que había más de una entrada y justamente donde estaba no era la mía, sino que la mía estaba justamente en el otro extremo por lo que me toco correr hasta el otro extremo de la universidad y entrar por la correspondiente zona.

Una vez ya dentro lo único que tenía que hacer era esperar una cola para que me diesen las instrucciones/normas del examen y me anotaran como presentado para una vez terminado presentarme a los exámenes.

La verdad es que no sé decir exactamente como de rápida iba la cola, pero desde luego para mi fue LENTIIIISIMA, los que me estuvisteis siguiendo vía twitter, pudisteis leer como me quejaba de esto, ya que no entiendo porque siguen haciendo las anotaciones en un papel, con lo sencillo que es hacer un BIDI para cada uno y con un lector leer los bidi, como en el STAR13 de IBM al que fui.
Una vez terminada la cola y ya en mi poder las normas de los exámenes solo faltaba enfrentarse a los 3 malos finales llamados: vocabulario, gramática y comprensión oral. Seré derrotado por estos 3, solo el tiempo lo dirá, pero ahora nada más saber cual sería mi campo de batalla, “AULA 101”, me tenía que enfrentar al primer enemigo final, VOCABULARIO.

La épica batalla comenzó con el examen de Kanjis y vocabulario. Como siempre me pasa, aunque estudie miles y miles de palabras... en el examen SIEMPRE caen palabras que no has visto jamas, y kanjis que no creías ni que existieran... esto ya lo tengo asimilado y aceptado osea que no se puede hacer otra cosa que rezar a la suerte. Esta parte era la que llevaba mejor o al menos eso creía, pero como comento antes, SIEMPRE caen palabras que no te sabes y eso es lo que me paso, algunas cuantas palabras no me las sabía, y sobre la mitad del examen empecé a no entender mucho lo que ponía, pero de pronto llegue a una pregunta la cual hizo que mi suerte cambiara, todo lo que parecía fallo tras fallo empezaron a ser éxitos.

Cuando termine este examen la cosa pintaba bien, todas las respuestas me cuadraban y no parecía desastroso, por eso puse en twitter nada más salir: “Primer examen, vocabulario, finalizado. No es un 10 pero seguro que esta aprobado. Esto marcha bien #noken2012

Entre examen y examen hay tiempo de descanso de unos 20 minutos, que fueron reducidos a 10 ya que nos tenían que explicar otra vez antes de este examen todas las normas, algo que no entiendo ya que nos las habían explicado antes, pero bueno, que se le va hacer, aun con todo esto era suficiente para desconectar un poco y recargar hp para el siguiente combate: La gramática.

Para los que os preguntéis si me relajaba con una canción en especial durante los descansos, era con esta:

 
Con todo los hp recuperados, el armor recargado por los polvos “energy” y una botella de mana recogida de un jarrón, estaba listo para enfrentarme a mi siguiente contrincante: gramática.

No voy a contar mucho del de gramática, sino que simplemente para mi fue mucho mejor que el de vocabulario, esto es debido a que el la gramática por suerte no es infinita como el vocabulario y había estudiado TODA la existente, osea que me pareció menos complicada o por lo menos conteste a más convencido.

Después de terminar el examen mi respuesta rápida por twitter fue: Examen de gramática superado satisfactoriamente, mejor que el de vocabuladio y eso que el vocabulario era mi especialidad.

Durante el descanso entre la gramática y la parte de comprensión oral, el descanso fue bastante más largo que el anterior por lo tanto me dedique hacer twits chorras sobre el examen como el siguiente:
En una de las preguntas el cocinero hacia sushi, esto es CIUDAD CLICHE, BIENVENIDOS A CIUDAD TOPICAZO!!!!!!
Me encanta ver a la señora con el cartel "guarden silencio" y que la peña este ha su puta bola.

Estos son algunos ejemplos del colapso cerebral que sufría en ese momento, pero ahora tocaría una parte que verdaderamente no me había preparado nada, y es el último malo final: Comprensión oral.
Esta parte no la prepare mucho, pero es que en todas las clases que doy de japones la mayor parte del tiempo lo que hago es hablar con una japonesa por lo tanto no creo que fuera un problema no preparar me la y la verdad es que me pareció bastante sencilla esta última parte (último malo), tanto que se me escapó alguna risita en medio del examen en plan “es imposible que la respuesta sea tan sencilla dios”. No creo que acertara el 100% pero si que creo que un 60% lo tengo con total seguridad.

Y aquí concluyo con toda mi aventura del noken, las notas las sabré a principios de febrero, así que los que esteis en twitter las sabréis pronto y después los que leáis este blog.


Antes de despedirnos me hizo mucha gracia una de las normas del examen que me hizo replantearme el que tipo de relojes usan en japón. La verdad es que no tiene perdida.


さよなら!

Próxima parada: Japón